Apple renueva el Final Cut

Polémico, como mínimo, es el nuevo Final Cut X, la versión completamente renovada de la aplicación de Apple para edición profesional de video presentada por Apple durante la NAB 2011.
Polémico por lo que no tiene y porque muchas voces ya se han alzado para hacer notar a Apple que en algunos aspectos, la nueva versión que debería ser un avance en todo sentido, es en realidad un retroceso en algunos aspectos.
La renovación de la aplicación es enorme, diría que total. Primero en su motor: 64 bits desde el corazón. Luego en su interfase: renovado para asegurar facilidad de uso. Muchos de nosotros que tenemos años de uso de la vieja interfase podemos sentirnos ‘no tan cómodos al principio’, pero la sencillez de uso es innegable, la adaptación a las nuevas reglas del GUI es rápida y racionalmente consistente. Lion ya está conceptualmente en sus nuevos trazos dibujando las aplicaciones pro de Apple.
Pero Final Cut no es una herramienta solitaria, sino que convive en un universo de aplicaciones entre las cuales y para las cuales debe respetar un legado, aún cuando lanzándose a conquistar una nueva frontera en sencillez de uso, se debe retener las capacidades adquiridas al menos y mucho me temo que esto está faltando o aún he trabajado poco como para descubrir que todas las antiguas capacidades de nuestro bienamado FCS2 están presentes. Creo que se está desprofesionalizando al Final Cut, para llevarlo adonde no necesita estar. Ya tenemos el iPhoto en la plataforma. Hacer una cámara lenta es sencillísimo, hacerla fuera de los parámetros básicos, no me fue nada intuitivo.
La cantidad de recursos informáticos que el software precisa tampoco son una buena o linda noticia. He probado en una MacBook el software (la MacBook no tiene placa gráfica mas que la on-board) y era prácticamente imposible hacer lo que perfectamente se puede hacer en Final Cut Pro 7… En mi caso, en mi MacBook Pro i7, con placa gráfica Nvidia GeForce GT 330M de 512Mb, editar en DV desde el disco rígido interno (todo lo que he probado en el soft), fue un placer.
Entre los faltantes, vemos que muchos fabricantes se quejan porque no han podido desarrollar aún los drivers para sus placas o plug-ins para funcionar con el todo renovado Final Cut. Porque imaginen que todo, absolutamente, requiere ser renovado. Un motor nuevo de 64 bits es una noticia espectacular para los usuarios pero una pesadilla para los desarrolladores…
Hasta acá, Final Cut tampoco permite la importación de xml, un paso atrás ENORME en materia de integración.
Uno piensa entonces, que se solaparían los productos, para seguir dando lugar al cosmos de productos que conforman una solución a través del Final Cut 7, uno de los motores de ventas de las MacPro. Pero no, Final Cut 7 parece haber sido asesinado prematuramente ante la salida del Final Cut X en la tienda de aplicaciones para Mac de Apple, la App Store, durante Julio de 2011.
Nos resta esperar, con nuestro Final Cut Studio 2 en mano, tranquilos, hasta que todos los fabricantes de hard y soft que conformen nuestra solución, hayan salido con sus actualizaciones y podamos pensar siquiera en la posibilidad de pasarnos a Final Cut X.
Una vez más creo que las intenciones son excelentes, pero la instrumentación, por parte de Apple, es cuando menos pésima. Esperemos las actualizaciones traigan un manto de piedad en nuestro software estrella para edición de video profesional.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s